top of page

¡Las metas son sueños con fechas de corte!





Ya hoy es 4 de Enero del 2021 y la realidad es que el tiempo no se detiene, ¡Va Volando! es el insumo más importante en todas nuestras vidas, tanto en el campo de los negocios como a nivel personal, a lo largo de mi trayectoria profesional me ha tocado aprender a administrar recursos, tesoros y talentos, el tiempo es el recurso más valioso que tenemos y al que se debe de prestar principal atención porque se esfuma rápidamente y no te das cuenta cuando se acaba.


Existen personas que pasan su vida como una maceta de corredor, esperando que la vida cambie, que la situación mejore, que la suerte llegue, personas sin metas, sin planes, sin un objetivo o propósito, aceptando la realidad que les ha tocado vivir, y no es malo abrazarla, sin embargo, lo malo es aceptar la realidad a sabiendas que es perjudicial y no decidamos hacer nada para cambiarla.


Esta semana es súper importante para mi, para poder planificar el 2021, si lo sé, venimos de un año extremadamente complicado, donde elevamos al máximo nuestra capacidad de adaptación, nuestra paciencia, los niveles de resiliencia que conocíamos, y para este 2021 la incertidumbre es muy alta, en definitiva que será un año tremendamente complejo, pero considero que la planificación en esta primer semana del año es realmente crucial, y hablo de planificación integral, no solamente para un área en particular de nuestras vidas o trabajo, sino para todos los ámbitos que nos permitan acercarnos a ese equilibrio que todos buscamos.


Seguramente te preguntarás: David ¿Por qué necesito un plan luego de este año que nada salió como lo habíamos pensado? Bueno principalmente por eso mismo, porque nadie colocó en su código de programación para el 2020 la opción:


if (Virus = Pandemia Mundial):print "'Nos fuimos a la mierda porque no estamos preparados."


Probablemente muy pocas personas o empresas mitigaron el riesgo ante una pandemia y cómo esto cambiaría la forma de hacer negocios, movilizarnos, estudiar, comunicarnos, socializar, en resumen nadie lo tenía en el radar, pero estoy seguro que este nuevo año las cosas serán diferentes.


Desde mi experiencia puedo decirte que la forma de alcanzar una meta es administrando los recursos que tenemos para lograrlo, el problema es que dichos recursos son finitos y acotados en el plano espacio y tiempo, un sueño se convierte en una meta cuando decides ponerle una fecha de finalización, y trazas un plan para poder acercarte a esa meta. Una meta sin un plan se convierte simplemente en un deseo, por lo tanto para mi es importante la priorización y enfoque que decido ponerle a estos 361 días que nos quedan del 2021.


Te pregunto: ¿Cuál es tu meta mayor en la vida? seguramente me dirás: David, tengo muchas: profesionales, familiares, políticas, académicas, financieras, sociales y de otros ámbitos, yo te responderé está bien que las tengas, pero ¿Cuál es la más importante de todas? reflexiona sobre esto un minuto, detente ahora mismo a pensar cuál es la meta más importante para ti en esta vida ¿La tienes clara?... ahora te pregunto ¿Cuál es el plan que has trazado para alcanzarla? ¿No lo tienes? no te has dado cuenta que la has ido posponiendo a lo largo del tiempo o no te has acercado lo suficiente a ella porque no tienes un plan trazado, es normal que la sinergia de la vida nos haya ido arrastrando hasta el aquí y el ahora, y que justifiquemos en nuestra defensa las situaciones adversas que se nos han presentado, "que el virus", "que la cuarentena" "que el dinero", "que el trabajo", "que la familia" "que nació el niño" "que la situación económica del país" y la lista puede ser interminable. Sólo te recuerdo que tu energía y tus recursos son finitos y mientras más los disperses, más débiles son y menos contundente serán tus acciones en busca de la meta que te hayas propuesto.


DEFINE LAS METAS.


Una sugerencia que puedo compartirte la aprendí en un libro de Angela Duckworth llamado GRIT "El poder de la pasión y la perseverancia". De todas las metas que tengas en la cabeza, aterrízalas en un papel, seguramente si eres muy ambicioso o ambiciosa te saldrán unas 20 o 10, o tal vez menos, ahora deberás seleccionar la más importante de todas, aquella que sobrepase las demás, esa que no puedes sacrificar de ninguna manera, la que te de plenitud, felicidad, realización, paz, una vez que la hayas encontrado esa meta se convertirá en la brújula y el astrolabio que guiará tus pasos en la vida, un tip al momento de escoger esta meta puede ser que redactes un compendio de varios objetivos que armonicen lo que quieres y deseas, para redactar estos objetivos puedes apoyarte del método SMART, PURE, CLEAR o una mezcla de ellos, ponte creativo en esta parte, seguro que lo vas a disfrutar.


Una vez que tengas definida y clara esa meta mayor en tu vida, deberás ordenar el restante de objetivos en orden de importancia para alcanzar esta meta mayor, es decir, deberás ser congruente con la selección de metas secundarias que escojas, en otras palabras tus metas secundarias deberán estar intrínsecamente relacionadas con la principal, tocará descartar las metas que no están relacionadas a tu propósito mayor, entonces me preguntarás: David ¿Cuántas metas escojo?, un viejo adagio popular cita "El que mucho abarca poco aprieta" recuerda que lo menos que tienes es tiempo y si no logras enfocarte, tu esfuerzo no dará los resultados que esperas. Desecha todo lo que no te acerca a tu meta o propósito mayor.


Luego posterior a eso tocará hacer ramificaciones de estas metas secundarias y aquí es donde empieza a tener sentido lo que sugiero. Asumimos que ya tienes una meta mayor definida, realista y acotada en el tiempo (Generalmente a Largo Plazo), y para poder alcanzar esa meta escogiste cuatro metas secundarias, financieras, académicas, familiares y profesionales (Mediano Plazo), a cada meta secundaria deberás asignar objetivos específicos para lograrla, te doy un ejemplo:


Asumamos que una de mis metas secundarias es el desarrollo académico (Por un tema de realización, amor al estudio y el conocimiento o como lo quieras ver) y que he decidido llegar a obtener el grado de doctorado, pues bien para poder ser doctor obviamente primero hay que graduarse de alguna licenciatura y posteriormente obtener un grado de maestría, en teoría estos serían los dos requisitos previos para poder ser admitido en el doctorado, asumiendo que hemos obtenido las notas mínimas aprobatorias para aplicar al programa, luego viene el tema de los recursos, ¿Cuánto cuesta? ¿Cómo lo voy a financiar? ¿Cuánto tiempo me tomará invertirle? ¿Dónde lo estudiaré? ¿En qué año lo pienso finalizar? Dicho esto, los 3 a 5 años de vida que le dedicaremos al estudio nos permitirá acercarnos a la meta mayor que hayamos definido y será el combustible necesario para mantenernos apasionados en el camino. La recomendación serían aplicar un checklist a la meta secundaria y revisar detalladamente todo lo que ya tienes y todo lo que necesitas para alcanzarla, luego ordenar estos requerimientos que se convertirán en objetivos puntuales de seguimiento, en función de la importancia que tengan con la meta secundaria, continuando con el ejemplo en el caso de que no tuviera el grado de Master deberá ser el objetivo más importante y por consiguiente el primero en la lista de cosas por hacer, porque obviamente es un requisito excluyente para lograr la meta secundaria, pero esto tiene un costo, una duración y un porcentaje de dedicación en tiempo que debes de estimar, mientras más detallado lo hagas más fácil será su comprensión del nivel de compromiso que deberás dedicar a cada meta secundaria.


El poder desarmar una meta en objetivos específicos te permitirá planificar mejor la utilización de los recursos, ayudará a saber si la meta es realista y alcanzable, de cierta manera te permitirá ubicarte en la barra de cumplimiento, te facilitará la toma de decisiones, te ayudará a medir tu progreso gradualmente cada período de tiempo (Generalmente Períodos anuales), además los pequeños logros que vayas obteniendo a lo largo del camino te servirán de motivación porque sabrás de alguna manera que te estarán acercando a tu meta principal. La desfragmentación de tus metas secundarias en objetivos específicos acotados en el tiempo y con los recursos asignados se convertirán en tu Master Plan, o mejor dicho en tu Hoshin Kanri, una herramienta de planificación estratégica de negocios aplicada a tu vida, que te servirá como barra de medición de cumplimiento de objetivos a largo plazo, este Master Plan te permitirá mantenerte alineado, evitar dispersiones en "proyectos" o ideas que te alejan de tu meta principal o que generan ruido en el caminar de los años. Los recursos y las circunstancias podrán cambiar, pero si tu objetivo se mantiene firme estoy seguro que la variación en el camino será menor.


Luego una vez desfragmentadas las metas secundarias en objetivos específicos de seguimiento, podrás analizar el plan de forma integral y saber cuáles de las metas secundarias que hayas seleccionado están más cerca o más fáciles de realización, deberás empezar por ahí, esto será el combustible primario para encender el motor que permitirá mantenerte enfocado, pero un buen motor también necesita lubricarse, piensa ¿Cuál sería el lubricante? ¿Qué emociones, cualidades, actitudes y valores necesitamos? Estás en lo correcto, disciplina, perseverancia, actitud, pasión, tesón... ¿sabes cómo resumiríamos a ese lubricante? ¡GRIT!


Por último y no menos importante asegúrate que los objetivos secundarios estén correctamente alineados con el propósito mayor, puesto que al iniciar el camino, te permitirán mantenerte perseverante y aumentar el nivel de grit que tienes respecto al cumplimiento del plan, si tus objetivos o metas secundarias no están correctamente relacionadas, probablemente te desanimes al momento de alcanzarlas, o generen emociones de felicidad rápidas que se apagarán a la misma velocidad con la que se encendieron, dedícale el tiempo necesario a escoger correctamente las metas.


El ejercicio que te propongo no es sencillo y muchas veces deberá ser consensuado con otros (Sobre todo porque los recursos que tienes son limitados, en especial el tiempo), pero créeme, es mejor afrontar las dificultades de la vida con un plan, que ir como barco a la deriva arrastrado por las olas, recuerda que el talento es importante, pero el esfuerzo vale el doble, "actitud mata conocimiento"


La planificación es lo más importante para mitigar el riesgo, esto aplica para la vida misma, "deja Ya de ser una maceta de corredor"


¡El mejor de los éxitos y buena suerte trazando tu plan!


Un abrazo

David




Comments


Entradas destacadas
Aún no hay ninguna entrada publicada en este idioma
Una vez que se publiquen entradas, las verás aquí.
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page